Criustobal Colon

Cristóbal Colón nació en Génova, en una fecha ubicada entre el 25 de agosto y el 31 de octubre del año 1451, aunque otros historiadores la ubican en 1456[1], con el nombre de Cristoforo Colombo (en italiano) o Christophorus Columbus (en latín), y fue el primer hijo del matrimonio formado unos cinco años antes por Doménico Colombo y Susana Fontanarossa. La familia estaba asentada en la Liguria desde por lo menos un siglo atrás, aunque sus miembros siempre fueron campesinos o artesanos sin medios de fortuna.

El almirante Cristóbal Colón llega a Baracoa el 27 de noviembre de 1492. Encuentra aquí una naturaleza plena de belleza, una población amable y desarrollada descendiente de los Arawacos, y una elevación que describe en su diario como “montaña alta y cuadrada que parecía isla”.

La elección del sitio donde se crearía la Villa data de 1510 o principios de 1511, con todas las regulaciones que para ello existían, pero no fue hasta el 15 de agosto de 1511 que Diego Velázquez de Cuéllar funda en un puerto de la costa norte oriental que los indígenas llamaban Baracoa – “tierra alta” en lengua aruaca – la villa “Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa”, primera población española en la isla.

Cristóbal Colón (14511506). Navegante y descubridor, tal vez de origen genovés, al servicio de España, hombre polémico y misterioso, autodidacta y gran observador, llegó hasta lo que se conoció como el Nuevo Mundo el 12 de octubre de 1492, siendo el primer almirante, virrey y gobernador de las Indias.

El propio Doménico parece haberse trasladado desde Quinto a Génova alrededor de 1429 para aprender el oficio de tejedor. Los Colombo tuvieron otros tres hijos y una hija, Bianchinetta. Dos de estos hermanos Colombo habrían de jugar un papel preponderante y continuo en las aventuras y desventuras del primogénito: Bartolomé y Giácomo. Al segundo de ellos se le llamaría Diego en España.

Apenas tenía edad bastante cuando Cristóforo ayudaba a su padre en sus sucesivos trabajos como quesero y tabernero o lo acompañaba en viajes de negocios a Quinto o Savona. Era un chico despierto e inquieto, pero no consta que hubiera seguido ningún tipo de estudios. Lo que verdaderamente le atraía era el puerto, los relatos de marineros, las naves que llegaban de tierras lejanas.

Génova era un importante centro del comercio marítimo y no le costaba mucho al joven Colombo enrolarse en barcos de las grandes compañías navieras de la ciudad, realizando diversos itinerarios mercantiles por el Mediterráneo.

Así aprendió, en la práctica sobre cubierta, el oficio del mar. Hablaba con los pilotos de vientos y corrientes, leía las cartas marinas y ensayaba el uso de los instrumentos náuticos. A los veinte años era ya un buen marinero.

 

Baracoa

Baracoa. Ciudad perteneciente a la oriental provincia de Guantánamo.

Su nombre es de origen arahuaco, y significa existencia del mar. Hoy la llaman Ciudad Primada de Cuba, Ciudad paisaje, Ciudad de las aguas y Ciudad de las montañas; está envuelta en macizos montañosos, adornados por una rigurosa vegetación de bosques vírgenes, pletóricos de flora y fauna endémica, con ríos cristalinos y playas rodeadas de uvas caletas, almendros y cocoteros, lo que la hace poseer un sello distintivo, si se compara con el resto del país.

Es la ciudad más antigua de Cuba por ser la primera villa que fundaron los españoles el 15 de agosto del año 1511, al iniciar la colonización de la Isla en el Siglo XVI, con el nombre de Villa de Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa. Declarada Monumento Nacional, la ciudad es bañada por el Río Miel y entre sus atracciones naturales se encuentra el Río Toa, el Río Yumurí y el Yunque de Baracoa.

Baracoa, llamada también la Ciudad Primada, es una ciudad situada en la provincia de Guantánamo (Cuba).

Los principales productos de la región son el coco, el cacao y el café, aunque desde finales de la década del 90 del pasado siglo el turismo se ha convertido en una de sus principales fuentes de ingreso debido a su extraordinaria belleza.

La ciudad fue fundada el 15 de agosto de 1511 con el nombre de Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa por el conquistador español Diego Velázquez que ostentaba entonces el título de Adelantado. Es el más antiguo asentamiento de la Isla después de la llegada de los colonizadores españoles y de ahí debe su nombre de Ciudad Primada. En 1518 recibió el nombramiento de ciudad. Fue la primera capital y el primer obispado de la Isla.

Declarada Monumento Nacional, la ciudad está situada entre los ríos Macaguanigua y Miel. Entre sus atracciones naturales se encuentra el río Toa, marcado por numerosas cascadas, siendo la más conocida El Saltadero con 17 metros de altura y las montañas del Yunque que debe su nombre a la similitud de la misma con la pieza que usan los herreros. La llamada la Bella Durmiente, vista desde lejos, asemeja a una joven echada.

En esta ciudad se conserva dentro de una vitrina y con un pedestal de plata la Cruz de la Parra, símbolo de la cristianidad, que trajera Cristóbal Colón en su primer viaje.

Baracoa atesora numerosas maravillas naturales, y es un sitio donde predomina el endemismoMerencio

BARACOA, Guantánamo. –Probablemente ningún sitio cubano atesore tantas maravillas naturales como Baracoa, la tierra que deslumbró a Cristóbal Colón y que este calificara como «…la más hermosa cosa del mundo…».

La flora baracoense, uno de los elementos que más impactó al Gran Almirante genovés, sigue siendo pródiga en diversidad y endemismo, a más de 500 años de dicha afirmación. En ella ahora predominan la conífera, la palma real, las mayores plantaciones de cacao y cocotero del país, y las más importantes reservas cubanas de madera dura y preciosa.

Su fauna, también abundante y de alto endemismo, está privilegiada por la presencia del almiquí, fósil viviente en peligro crítico de extinción; por moluscos como la Polymita picta (la que por su variedad cromática es considerada el caracol más bello de la Tierra) y otros invertebrados como los escorpiones Centruroides anchorellus y Rophalurus junceus, ambos de importancia conservatoria y biomédica.

Cotorras, cateyes, pájaros carpinteros, zorzales, manatíes, anfibios y reptiles también destacan en su extensa biodiversidad animal.

A su pródiga flora y fauna, Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa (como la nombrara el conquistador español Diego Velázquez al fundarla como primera villa, obispado y capital de Cuba, el 15 de agosto de 1511) suma otros encantos, entre ellos playas, cristalinos ríos, bahías, espeluncas, cascadas, el fastuoso cañón del Yumurí, el Paso de los Alemanes y los tibaracones o deltas lineales, accidentes geográficos exclusivos de esta zona en Cuba.

¡Hola mundo!

Bienvenido a Blogs de la familia cubana. Este es tu primera entrada. ¡Edítala o elimínala, y empieza a bloguear!